navbar

Clase: Mago

 

 

 

 

Los magos son taumaturgos renegados que emplean sus propios cuerpos como catalizadores de energía arcana; han rechazado la vía del estudio que caracteriza a los demás usuarios de la magia. Manipulan todo tipo de fuerzas para desintegrar, quemar o congelar a sus enemigos. También controlan la luz y el tiempo para teletransportarse, crear poderosas ilusiones y desviar proyectiles.

Se valen de varas y bastones para canalizar sus hechizos menos poderosos y dañar a sus enemigos mientras reúnen la energía o ganan el tiempo necesarios para despachar a sus enemigos con su deslumbrante estilo de poder arcano.

Salvo contadas excepciones, la mayoría de los ataques del mago se realizan a distancia. Así se mantienen alejados del peligro, por no hablar de la ventaja que ello supone para el poder destructivo de estas piezas de artillería vivientes.

 

 

 

 

Historia

 

“Si mis viejos maestros pudieran ver lo que soy ahora...”

Los adeptos de la magia provienen de academias esparcidas por todo Santuario (desde Xiansai hasta Caldeum) y reciben nombres como "hechiceros" o "brujos". Sin embargo, aquellos que hacen llamar a sí mismos bajo el epíteto despectivo "magos" se parecen tanto a sus colegas como un león a un gatito. Tanto los magos como los hechiceros manejan los misterios de lo arcano, pero es lo único que tienen en común.

Los magos son conocidos por reunir ciertas características, no solo la rebeldía y la vanidad, sino también el desprecio hacia las lecciones interminables y las advertencias de "cautela" y "precaución" que resuenan en las academias de magia. La actitud de superioridad de los magos proviene de su talento natural: son capaces de doblegar la magia del ambiente y utilizarla para sus propios fines instintivamente, sin necesidad de estudio. Los accidentes que se dan a causa de su falta de precisión y control son lamentables... pero eso no suele impedir que los magos utilicen su inestable poder a voluntad.

Si son capaces de dominar el arma de doble filo que es su talento y evitan destruirse a sí mismos, estos niños prodigio de lo arcano podrán alcanzar por fin el destino que siempre han sabido que les aguarda.

 

 

 

 

Características

 

DOMINIO ELEMENTAL

Los magos controlan los elementos naturales de Santuario. Las llamas, los relámpagos, las tormentas de hielo y los torbellinos obedecen a su voluntad; esta versatilidad les permite atacar directamente los puntos débiles de sus enemigos y soslayar sus defensas.

ATAQUES DE ÁREA

Los magos cubren todo el campo de batalla con los poderes que invocan: ventiscas y explosiones que dañan a grandes grupos de criaturas a la vez, rayos que les enseñan a no quedarse en línea o rocas que aplastan a los demonios desprevenidos.

HECHIZOS PROTECTORES

Aunque no son ni tan ágiles ni tan fuertes físicamente como los demás héroes, los magos se protegen con hechizos defensivos. Saben darle a su piel la consistencia de la piedra, crear ilusiones para confundir a sus enemigos y dañar o ralentizar a los insensatos que los golpean directamente.

ENERGÍA INFINITA

Los magos rara vez se ven faltos de poder mágico. Siempre pueden recurrir a sus hechizos más débiles gracias a la velocidad a la que se regenera su poder arcano, y a medida que aumenta su experiencia son capaces de invocar algunos poderes con mayor facilidad.

 

 

 

 

Recurso: Poder arcano

 

A diferencia de los hechiceros más cuidadosos y precavidos, los magos son puros conductos de poder arcano. Es una energía intensa que corre por sus venas y que son capaces de controlar como si fuera una extensión de su cuerpo.

Los magos siempre cuentan con una reserva de poder arcano: se regenera con rapidez, así que siempre pueden valerse de sus aparentemente interminables hechizos menores. Solo corren el peligro de agotar sus reservas cuando intentan realizar una serie de invocaciones al mismo tiempo.

Sin embargo, el poder arcano puede tener efectos devastadores en el cuerpo de los magos si no se raciona su uso, así que deben respetar un tiempo de reutilización antes de repetir algunos hechizos especialmente potentes. Dichos hechizos (meteoritos que caen del cielo, torrentes de magia que tumban a varios enemigos o burbujas de energía que ralentizan el propio flujo temporal) son tan poderosos que la espera merece la pena.

 

Equipo

 

Aunque todos los objetos físicos pueden servir como catalizadores para el inmenso poder de los magos, algunos son especiales. Los magos portan orbes; no son armas, sino complementos para la mano izquierda que les aportan visiones y conocimiento para potenciar sus hechizos o que hacen las veces de reserva de poder. También suelen usar varas tradicionales, a veces encantadas: ligeros palos que se utilizan para disparar energía a los objetivos.

 

Evolución de la armadura

 

 

 

 

 

 

Votar:


Comentarios
 
navbar