navbar

Diablo III abrió las puertas del infierno...con colapso incluido

 

Tras más de una década de espera desde su antecesor, varios retrasos y una multitudinaria beta, el pasado 15 de mayo salió a la venta la nueva entrega del juego, con un debut marcado por el colapso en los servidores.

 

 

 

 

En Diablo3 Blizzard ha trabajado duro para retomar la saga. Todo comenzó en 2008 cuando Blizzard lo anunció durante una espectacular presentación, que buscaba aprovechar el auge de World of  Warcraft, pero desde entonces no han parado de aparecer rumores sobre su desarrollo, fecha de lanzamiento y otras cuestiones relacionadas con el título y sus problemas de desarrollo.



Después de varios retrasos, y un estreno ante el gran público con una multitudinaria beta, el esperado Diablo III llega finalmente a las tiendas de todo el mundo. El objetivo de Blizzard era probar el juego y depurar errores y no lanzarse al mercado hasta tener un título a la altura de las expectativas, por lo que desde Blizzard pusieron a la disposición del público el juego descargable y totalmente libre durante un fin de semana. El resultado fue todo un éxito.

 

El título se ambienta dos décadas después de los sucesos narrados en la anterior entrega. Blizzard ha explicado que los usuarios se encontrarán con un contexto en el que los demonios mayores han sido derrotados y es momento de investigar un suceso acaecido en Tristán, relacionado con "rumores sobre una estrella caída". Dicho acontecimiento es la primera señal del retorno del mal y será el inicio de una nueva aventura, en la que los usuarios tendrán que enfrentarse una vez más con demonios de todo tipo. 



A pesar de que Diablo3 supondrá el punto y final a las principales líneas argumentales abiertas durante la primera entrega, desde la productora no han tardado en tranquilizar a sus seguidores asegurando que éste no será el último juego de la serie.

Blizzard intenta con este nuevo título modernizar un género algo estancado, pero sin perder la conexión con los principales factores de éxito de sus antecesores. Diablo3 apuesta por continuar con una perspectiva isométrica y ofrecer un mejorado sistema de juego basado en clases o razas. Los jugadores podrán elegir entre Bárbaro, Médico Brujo, Mago, Monje o Cazador, y de su decisión dependerán no sólamente las características del personaje, sino también una serie de misiones secundarias exclusivas.

 

 

En términos visuales, pese a no querer romper totalmente con la estética oscura y tétrica de anteriores juegos, Diablo3 se deja influir por otros juegos de éxito hoy en día como World of Warcraft, otorgando mayor colorido y luminosidad a sus escenarios y personajes, algo que no ha sentado del todo bien entre los aficionados más fieles.

Hace más de una década millones de jugadores de todo el mundo pasaron días, meses o incluso años jugando a la última entrega de la serie  Diablo. En mayo de 2012, pese a las nuevas tecnologías y tendencias en el mundo de los videojuegos, pocos son los que dudan de que Diablo III volverá a repetir su magia cuando Blizzard abra de nuevo las puertas del infierno.

 



Un accidentado estreno


Tal era la expectación de los jugadores por adentrarse en este Diablo 3  que los servidores se colapsaron la madrugada de su estreno. Para comenzar a disfrutar del juego es preciso activarlo on line (es una medida, dicen, para luchar contra la piratería), y los servidores de la compañía no resistieron tan masiva demanda.

 

Durante buena parte de la madrugada del martes jugadores de todo el mundo se dieron de bruces con un error37 que no tardó en convertirse en trending topic mundial en Twitter, como recoge The Guardian. Blizzard se apresuró a emitir un comunicado para pedir disculpas a los afectados y asegurarles que en cuestión de horas se resolverían los problemas de acceso.

 

 

Votar:


Comentarios
 
navbar